Archivo de la categoría: periodismo

amina y la fuerza del gurugu

documental sobre los africanos subsaharianos que cruzan la frontera para vivir en europa. la sobreviviente amina. 

Deja un comentario

junio 27, 2013 · 4:50 pm

Un mundo cada vez más violento: mayor gasto militar y más homicidios

El último informe del Institute for Economics and Peace nombra el copago sanitario como una de las medidas que lastra la estabilidad social de España.

Afganistán, Siria e Irak se sitúan entre los países más conflictivos. Islandia, el más pacífico.

 

La oposición siria pide al Líbano que impida la participación de Hizbulá en la guerra

 

El mundo es hoy un lugar menos pacífico que hace un año. Ésa es la principal conclusión que se desprende del último informe elaborado por el Institute for Economics and Peace, una organización sin ánimo de lucro dedicada a la investigación para la paz, que ha sido presentado recientemente en Londres. Según el Índice de Paz Global (GPI, por sus siglas en inglés), los niveles de paz mundial descendieron el pasado año en un 5%, lo que supone una cantidad aproximada de 473 millones de dólares, cuatro veces la Ayuda Oficial al Desarrollo.

Las claves de este retroceso hay que buscarlas principalmente en el aumento del gasto militar y el incremento en el número de homicidios. El primero, ha superado el 7% del PIB nacional en países como Irán, Irak, Omán, Zimbabwe, Afganistán, Costa de Marfil y República Democrática del Congo; los segundos, han aumentado un 8% (524.000 homicidios contabilizados en 2012), destacando el incremento de la tasa de este tipo de delitos en América Latina (especialmente Honduras) y el África Subsahariana.

Pero son pocos los países que salen bien parados del estudio. 110 de los 162 analizados han visto reducida su puntuación, entre ellos España, que baja cinco posiciones respecto al año anterior como consecuencia del impacto en las condiciones de paz que ha supuesto la crisis económica y la política de recortes emprendida por el gobierno popular.

Pese a que Europa sigue siendo la región más pacífica del mundo si atendemos a los 22 indicadores en los que se basa el informe, en España, Grecia y Portugal, la actual situación económica supone el principal desafío para la paz. Es más, según los autores del estudio, “los datos muestran que en los países en recesión la paz disminuye a un ritmo más veloz que en el resto del mundo”.

El informe hace mención expresa al caso español, del que se resaltan algunas de las medidas de austeridad introducidas por el gobierno de Rajoy como “el sistema de copago para las prescripciones farmacéuticas y médicas, que obliga a los pacientes a pagar entre el 10 y el 60% del coste” y la “simultánea reducción de las prestaciones por desempleo y el aumento de los impuestos directos e indirectos, que ha aumentado dramáticamente la carga que soportan los hogares españoles”. Frente a Islandia, el país que ocupa el primer puesto del ranking mundial, España se encuentra en el 27, por debajo de Hungría, Uruguay, Polonia y Taiwan.

A Islandia le siguen en el top 10 de los países más pacíficos del mundo según el IEP, Dinamarca, Nueva Zelanda, Austria, Suiza, Japón, Finlandia, Canadá, Suecia y Bélgica. En la parte baja de la tabla se sitúan Afganistán, que regresa al último puesto (ocupado el año anterior por Somalia, ahora penúltima), Siria (que experimenta la mayor caída en los siete años de historia de este índice), Irak, Sudán, Pakistán, República Democrática del Congo, Rusia, Corea del Norte y República Centroafricana. Por su parte, Estados Unidos sigue ocupando una peor posición en comparación con sus pares de la OCDE, situándose en el lugar 99 de la tabla.

Para el director de este centro de investigación, Steve Killelea, “los resultados de este año apoyan la tendencia predominante de los últimos seis años: un cambio permanente de las naciones hacia la toma de armas contra sí mismas y hacia conflictos internos más organizados”. Según Killelea, la paz es una cuestión que se debe trabajar con la mente puesta en el largo plazo y gradualmente “mediante el fortalecimiento de las actitudes, instituciones y estructuras que soportan las sociedades pacíficas” y que desde el IEP denominan “los ocho pilares de la paz”: buen gobierno, distribución equitativa de los recursos, aceptación de los derechos de los demás, entorno empresarial sólido, buenas relaciones con los países vecinos, libre circulación de la información, altos niveles de capital humano y bajos niveles de corrupción.

Además, el Índice de Paz Global también incluye cálculos sobre los costes de contención de la violencia global. En la actualidad, éstos suponen prácticamente el doble del valor de la producción agraria mundial, unas cinco veces la producción de la industria del turismo y alrededor de 13 veces el producto de la industria aerocomercial en el mundo.

fuentes

http://www.eldiario.es/desalambre/conflicto/paz-violencia-global_peace_index-desarrollo-informe-indice_de_paz_global_0_146635973.html

Deja un comentario

Archivado bajo periodismo

alvaro uribe y el gran colombiano

¡Hola!

Acabo de firmar la petición “History Channel : Revocando la designación del Señor Alvaro Uribe como el Gran Colombiano.” en Change.org.

Me parece un tema muy importante, y me gustaría que tú también lo apoyases. Aquí está el enlace:

http://www.change.org/es/peticiones/history-channel-revocando-la-designación-del-señor-alvaro-uribe-como-el-gran-colombiano?share_id=VMmMDkWLRD&utm_campaign=signature_receipt&utm_medium=email&utm_source=share_petition

¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Archivado bajo periodismo, social media

dia mundial antitaurino

hoy es el dia mundial antitaurino. no al maltrato animal.

Deja un comentario

junio 27, 2013 · 4:23 pm

imagen catacumbo

marcha de solidaridad en el catacumbo. algo esta mal.

Deja un comentario

junio 27, 2013 · 4:19 pm

imagen historica

una judia pone resistencia en la zona de cisjordania, en israel. foto de premio pulitzer en 2007.

Deja un comentario

junio 27, 2013 · 4:16 pm

Las mil vidas de la ‘Rayuela’ infinita

La obra maestra de Cortázar cumple 50 años.

Una reedición actualiza un libro con un inagotable poder de seducción entre escritores y lectores de varias generaciones

 

Antes fueron Bestiario y Las armas secretas, dos libros que tuvieron una recepción muy limitada en Buenos Aires, igual que había sido limitada la aceptación del primer libro de Jorge Luis Borges. Pero aquellos dos primeros libros de Julio Cortázar le abrieron al gran escritor de Rayuela, que entonces era un muchacho todavía, las puertas de un conocimiento excepcional que marcaría su trayectoria editorial y la propia existencia de su novela más famosa. Ese editor era Francisco Porrúa, trabajaba en Minotauro, pero pronto se asoció con Sudamericana, donde Cortázar acabaría publicando esa novela hace ahora, esta semana, 50 años.

Rayuela empezó a crecer en seguida. Pero para llegar a ser la novela más exigente de Julio Cortázar, este tuvo que cumplir algunos requisitos muy exigentes consigo mismo. En primer lugar, como él le contaría poco tiempo después a Luis Harss (Los nuestros, recientemente reeditado por Alfaguara), tuvo que desprenderse para escribir esa novela de modos y de precipitaciones que eran habituales en sus libros anteriores, y sobre todo en Los premios, un divertimento que precedió, hasta en ciertas estructuras, a la Rayuela que lo hizo escritor de culto en todo el mundo, para jóvenes y no tanto. Hasta entonces, concedía Cortázar en su conversación con Harss, se fijó poco en las personas y más en su propia imaginación, en las figuras que poblaban su mente y por tanto sus libros. Rayuela iba a ser rabiosamente humana; en otras palabras, era una novela del ser más que una novela del estar.

En sus conversaciones epistolares incesantes con Francisco Porrúa (que figuran en un apéndice de la edición de Rayuela con la que Alfaguara conmemora ahora el cincuentenario de la primera edición) Cortázar hizo evidente esa preocupación existencialista de su obra y quizá de su pensamiento de la época, en el tiempo en que aún mandaban en la estructura intelectual contemporánea las consecuencias de la guerra en Europa. No solo eso, también las heridas elementales que causaba en los emigrantes argentinos la lejanía de su patria. Era una novela extraña entonces, pues en ella cabía todo el mundo, como en las obras de Shakespeare, y había ritmos y canciones y conversaciones sincopadas como el jazz. En esas conversaciones, así como en las notas editoriales, que eran asimismo abundantes, Cortázar dejó muy claro que él no quería engañar al lector, sino escribir una contranovela, un libro que no se pareciera a las novelas y que tampoco se pareciera a nada de lo que había escrito hasta entonces, aunque sería inevitable que los rayuelitas (como dice Harss) se sintieran también rayuelitas leyendo la extraordinaria colección de cronopios en los que Cortázar se hace eco de cosas que oye en la calle o en su casa.

bibliografia

http://cultura.elpais.com/cultura/2013/06/24/actualidad/1372099767_541611.html

Deja un comentario

Archivado bajo literatura, periodismo