Archivo de la categoría: economia social

La caída del consumo agrava la crisis económica en el cuarto trimestre

 

Detalle de varias monedas de euro. / EFE

La economía española sigue atascada. “La información más reciente relativa al último trimestre del año apuntaría a una continuación de la caída de la actividad económica como resultado de la contracción de la demanda interna”, señala el último Boletín económico difundido este viernes por el Banco de España. Traducido: la economía seguirá en caída libre en el último trimestre lastrada por el retroceso del consumo. Ya lo advirtió el ministro de Economía, Luis de Guindos, hace unos días: “El cuarto trimestre va a ser el más difícil de esta recaída”. A falta de conocer los datos definitivos de la economía entre octubre y diciembre, el Banco de España certifica que en el tercer trimestre la actividad se contrajo un 0,3% en términos intertrimestrales. Este dato es una décima mejor que el del trimestre anterior. Pero las previsiones del último trimestre auguran que será peor.

La subida del IVA, que entró en vigor el pasado septiembre, afectó al gasto de los hogares. El consumo privado muestra una “tónica contractiva”. El índice de comercio al por menor, el más fiable para chequear la salud del consumo, registró en octubre un retroceso intermensual del 0,5% [el descenso interanual fue del 8,1%]. Las matriculaciones de vehículos, que aumentaron un 5,3% en noviembre respecto al mes anterior gracias al Plan PIVE del Gobierno [el plan de ayudas para el sector del automóvil], fue el único dato favorable del consumo.

Hasta ahora los únicos datos favorables de la economía española eranel turismo y las exportaciones. Pero el Banco de España constata en su informe mensual “una moderación del dinamismo mostrado por el turismo en la parte central del año”.

Las exportaciones se están convirtiendo en el único motor de arrastre de la actividad económica. Las ventas al exterior de bienes aumentaron en octubre un 8,6% respecto al mismo mes del año pasado impulsadas por las operaciones a países de fuera de la Unión Europea. Por el lado contrario, las importaciones cayeron en octubre un 6,3% respecto al año anterior. Este vigoroso aumento de las exportaciones y la debilidad de las importaciones permitió reducir el déficit comercial un 59% en octubre. No obstante, estos indicadores revelan cierta flojera de la economía española, puesto que las importaciones caen por la caída de las rentas disponibles y las exportaciones por la rebaja de precios, que está aumentado la competitividad de las empresas españolas.

Esta situación afecta positivamente a la balanza de pagos que en septiembre arrojó un saldo positivo por tercer mes consecutivo de 423 millones de euros. Esto ha permitido reducir sensiblemente las necesidades de financiación de España. Así durante los nueve primeros meses del año el país necesitó 12.600 millones para financiar sus actividades económicas, menos de la mitad que hace un año.

El supervisor destaca en su informe que “para lo que resta de 2012, debe tenerse en cuenta que en el cuarto trimestre se concentra una parte significativa del impacto de las medidas aprobadas durante el ejercicio, entre las que destacan los incrementos del IVA y del impuesto sobre sociedades y la eliminación de la paga extra de diciembre a los empleados públicos”.

El Banco de España destaca también que la no actualización de las pensiones con la evolución de los precios “contribuirá a moderar el crecimiento de las prestaciones sociales en la parte final del año”. Aunque todas estas medidas sirven para avanzar en los objetivos de consolidación fiscal —reducir el déficit y frenar el alza de la deuda pública— reducen la renta disponible y afectan al consumo, lo que repercute en la economía.

Los recortes y las subidas fiscales emprendidos por todas las Administraciones públicas han tenido reflejo en el déficit público. La desviación presupuestaria del conjunto de las Administraciones públicas hasta octubre es de unos 55.000 millones —un 5,5% del PIB aproximadamente, cuando el objetivo es del 6,3%—. Este desfase presupuestario es inferior en 5.800 millones al del mismo periodo de 2011. Supone un buen dato para el Ejecutivo, que ha conseguido limitar la sangría del déficit público en un escenario de recesión. No obstante, si se tiene en cuenta el impacto de las ayudas a la banca, que se pagará con el rescate de Bruselas, el déficit público ascendería hasta los 99.600 millones, el 9,96% del PIB.

El organismo que preside Luis Linde destaca en otro capítulo del informe que un aumento del salario mínimo interprofesional (SMI) aumenta la posibilidad de perder empleo. “A pesar de que el colectivo potencialmente afectado por los aumentos del SMI es reducido, su impacto sobre la probabilidad de perder el empleo es significativo, especialmente para algunos grupos de trabajadores como los jóvenes y los mayores de 45 años y las mujeres de mediana edad”, concluye el supervisor en su último informe. Y añade que el efecto podría ser mayor si se traslada el efecto de la subida del SMI a los convenios.

Deja un comentario

Archivado bajo economia social

El pacto impulsa las Bolsas europeas

 

El brillo de la primera jornada de los mercados en 2013 fue obra y gracia de Estados Unidos. Los inversores bendijeron este miércoles el acuerdo extremo, arrancado a regañadientes, pero al fin y al cabo acuerdo logrado en Washington para evitar el llamado abismo fiscal y esquivar una crisis en la primera economía del mundo con efectos globales desastrosos. Siguen las dudas a medio plazo. El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió de que es necesario un plan completo. Pero al menos hoy hubo una tregua. Europa se puso a la cabeza de la manifestación, el dinero caliente se apeó de valores refugio, se volcó en las Bolsas frente a la renta fija y en bonos de países hoy por hoy considerados de riesgo —como España e Italia— frente a títulos de deuda que, por fiables, pagan menos intereses. Wall Street también abrió en verde, con subidas de alrededor del 1,67% a una hora del cierre de la sesión.

Lo que republicanos y demócratas lograron pactar en la madrugada del martes al miércoles es, en líneas generales, el aplazamiento para dentro de dos meses de un paquete de recortes y una subida de impuestos que afecte solo a las rentas más altas y exima a las clases medias. Así que Wall Street —y las grandes plazas del resto del mundo— respiraron tranquilas. “El pacto es una patada hacia adelante hasta cierto punto, pero al mismo tiempo los inversores entienden que es una forma de garantizar por ahora el crecimiento de Estados Unidos”, apunta Javier Galán, gestor de renta variable de Renta 4.

El tirón en los índices estadounidenses, no obstante, fue más contenido que el de las plazas europeas, ya que en la última jornada del 31 de diciembre, con los mercados en Europa ya cerrados por el cambio horario, los mercados ya estaban anticipando que ese pacto sería posible y las bolsas americanas ya habían mejorado. Ayer, a una hora del cierre, el industrial Dow Jones crecía un 1,67%, S&P un 1,86% y el tecnológico Nasdaq el 2,37%. También el japonés Nikkei había subido un 0,70% y México un 1,15%.

Pero los grandes parqués del Viejo Continente estrenaron el año con más brío: Fráncfort subió el 2,19%, París el 2,55% y Londres el 2,20%, aunque las plazas más entusiastas no fueron otras que las de Milán (3,81%) y Madrid (3,43%), las de los dos países que ocupan ahora el epicentro de los miedos por la crisis de la Eurozona. Para España, supuso llegar a un nivel de 8.447 puntos, que no lograba desde el pasado mes de marzo.

“En Europa hay muchos factores de riesgo este año, pero no son inmediatos y además hay una infraponderación del riesgo y ahora más dinero yéndose a la Bolsa en busca de más rentabilidad. Vamos a ver traspasos de dinero de renta fija a renta variable”, explica José Luis Martínez Campuzano, de Citigroup.

Esa lógica inversora explica también por qué, como consecuencia del acuerdo estadounidense, los bonos estadounidenses a 10 años bajaron de precio y la rentabilidad que pagan alcanzó su nivel más alto desde el pasado 25 de octubre, según los datos de Bloomberg. “En los últimos días muchos inversores creían que se produciría ese abismo fiscal en EE UU y optaron por colocar dinero en estos productos, pero hoy al haberse evitado han vendido”, apunta Galán.

El euro, pese a que estuvo subiendo durante la mayor parte de la jornada, cedió algo de terreno al dólar y la divisa europea acabó cambiándose por 1,316 billetes verdes, frente a los 1,320 del 1 de enero. El precio del barril del petróleo Brent, la referencia de Europa, aumentó un 1,19%, hasta los 112,43 dólares, el nivel más alto desde octubre.

Pero el pacto de Estados Unidos ha cristalizado a la desesperada y eso genera dudas de futuro, más allá de la euforia de ayer. Para Campuzano, de Citigroup, “es un acuerdo muy cuestionado por la falta de concreción en algunos recortes y la disparidad política tan grande hace pensar que serán difíciles los acuerdos sobre el límite de endeudamiento para más adelante”.El brillo de la primera jornada de los mercados en 2013 fue obra y gracia de Estados Unidos. Los inversores bendijeron ayer el acuerdo extremo, arrancado a regañadientes, pero al fin y al cabo acuerdo logrado en Washington para evitar el llamado abismo fiscal y esquivar una crisis en la primera economía del mundo con efectos globales desastrosos. Siguen las dudas a medio plazo. El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió de que es necesario un plan completo. Pero al menos ayer hubo una tregua. Europa se puso a la cabeza de la manifestación, el dinero caliente se apeó de valores refugio, se volcó en las Bolsas frente a la renta fija y en bonos de países hoy por hoy considerados de riesgo —como España e Italia— frente a títulos de deuda que, por fiables, pagan menos intereses. Wall Street también abrió en verde, con subidas de alrededor del 1,67% a una hora del cierre de la sesión.

Lo que republicanos y demócratas lograron pactar en la madrugada de ayer es, en líneas generales, el aplazamiento para dentro de dos meses de un paquete de recortes y una subida de impuestos que afecte solo a las rentas más altas y exima a las clases medias. Así que Wall Street —y las grandes plazas del resto del mundo— respiraron tranquilas. “El pacto es una patada hacia adelante hasta cierto punto, pero al mismo tiempo los inversores entienden que es una forma de garantizar por ahora el crecimiento de Estados Unidos”, apunta Javier Galán, gestor de renta variable de Renta 4.

El tirón en los índices estadounidenses, no obstante, fue más contenido que el de las plazas europeas, ya que en la última jornada del 31 de diciembre, con los mercados en Europa ya cerrados por el cambio horario, los mercados ya estaban anticipando que ese pacto sería posible y las bolsas americanas ya habían mejorado. Ayer, a una hora del cierre, el industrial Dow Jones crecía un 1,67%, S&P un 1,86% y el tecnológico Nasdaq el 2,37%. También el japonés Nikkei había subido un 0,70% y México un 1,15%.

Pero los grandes parqués del Viejo Continente estrenaron el año con más brío: Fráncfort subió el 2,19%, París el 2,55% y Londres el 2,20%, aunque las plazas más entusiastas no fueron otras que las de Milán (3,81%) y Madrid (3,43%), las de los dos países que ocupan ahora el epicentro de los miedos por la crisis de la Eurozona. Para España, supuso llegar a un nivel de 8.447 puntos, que no lograba desde el pasado mes de marzo.

“En Europa hay muchos factores de riesgo este año, pero no son inmediatos y además hay una infraponderación del riesgo y ahora más dinero yéndose a la Bolsa en busca de más rentabilidad. Vamos a ver traspasos de dinero de renta fija a renta variable”, explica José Luis Martínez Campuzano, de Citigroup.

Esa lógica inversora explica también por qué, como consecuencia del acuerdo estadounidense, los bonos estadounidenses a 10 años bajaron ayer de precio y la rentabilidad que pagan alcanzó su nivel más alto desde el pasado 25 de octubre, según los datos de Bloomberg. “En los últimos días muchos inversores creían que se produciría ese abismo fiscal en EE UU y optaron por colocar dinero en estos productos, pero hoy al haberse evitado han vendido”, apunta Galán.

El euro, pese a que estuvo subiendo durante la mayor parte de la jornada, cedió algo de terreno al dólar y la divisa europea acabó cambiándose por 1,316 billetes verdes, frente a los 1,320 del 1 de enero. El precio del barril del petróleo Brent, la referencia de Europa, aumentó un 1,19%, hasta los 112,43 dólares, el nivel más alto desde octubre.

Pero el pacto de Estados Unidos ha cristalizado a la desesperada y eso genera dudas de futuro, más allá de la euforia de ayer. Para Campuzano, de Citigroup, “es un acuerdo muy cuestionado por la falta de concreción en algunos recortes y la disparidad política tan grande hace pensar que serán difíciles los acuerdos sobre el límite de endeudamiento para más adelante”.

Deja un comentario

Archivado bajo economia social

Muchas razones para ser optimistas

Captura de pantalla 2013-01-02 a la(s) 00.30.02
Una niña de Bamako (Malí) lleva caramelos a sus vecinos, desplazados por el conflicto del norte del país. A pesar de su pobreza, las comunidades de vecinos se han organizado para apoyar a las víctimas de la guerra. Foto e historia: © UNHCR/H.Caux

En lo que toca a los asuntos de este blog, 2012 ha sido un año considerablemente malo. Muy duro al interior de nuestras fronteras e incierto para muchos de los países y comunidades en los que se libra la batalla contra la pobreza. Durante los últimos doce meses hemos tratado de explicar e ilustrar esta trayectoria. La debacle de la Cooperación Española y su impacto en crisis humanitarias como la del Sahel han desempeñado un papel protagonista en nuestro temario, al igual que otras víctimas colaterales de la crisis como el compromiso de los países ricos contra el cambio climático. También hemos denunciado de manera repetida las consecuencias de los recortes presupuestarios (y de las decisiones ideológicas) en los sectores más pobres de nuestra sociedad, destacando algunas medidas particularmente detestables como la exclusión de los inmigrantes irregulares del derecho a la salud.

Miremos donde miremos, resulta muy difícil encontrar en nuestras instituciones la imaginación y la voluntad necesarias para evitar los golpes más bajos de la crisis, por no hablar del liderazgo individual que inspire el cambio. Ya sabemos que no existen recursos, pero nos preguntamos qué impide abrir un gran debate público, informado y transparente, sobre el problema de la pobreza y las medidas para hacerle frente. Diferentes organizaciones y centros de estudio han planteado alternativas en ámbitos enormemente sensibles como los desahucios, el sostenimiento de rentas mínimas, el acceso a la salud, la formación de los jóvenes en riesgo de exclusión, la situación de las familias inmigrantes, la generación de recursos privados o la cooperación internacional. En prácticamente todos los casos, la respuesta de las instituciones ha estado atrapada entre el fundamentalismo presupuestario del PP, la carrera hacia el pasado de los nacionalistas y la desoladora falta de alternativas de los partidos de izquierda. Un escenario de pesadilla en el que algunos de los problemas más relevantes de nuestra generación quedan simplemente ausentes del radar público y se enquistarán más allá de la recuperación del crecimiento y el empleo.

Afortunadamente, también ha sido un año para la esperanza. Dejando a un lado las movilizaciones sociales más relevantes (nunca olvidaremos la dignidad y la valentía de los profesionales de la sanidad madrileña, por ejemplo), este blog ha ofrecido numerosos ejemplos en los que individuos, organizaciones y sociedades han demostrado que existen alternativas a esta situación. Desde los primeros pasos de la Tasa a las Transacciones Financieras a las compras de flores libres de explotación sexual, pasando por 11.000 niños-soldado menos, la violencia contra los niños o el activismo online contra los abusos de los bancos. Son solo algunas de las miles de historias de solidaridad, ternura y dignidad que inundan nuestras sociedades en esta época de crisis. Es difícil aceptar que estamos obligados a permanecer de brazos cruzados.

 

Deja un comentario

Archivado bajo economia social, periodismo

HSBC pagará 1.460 millones a EE UU por lavado ilícito de dinero

 

El banco británico asume una multa récord para cerrar de una vez la investigación por blanqueo

Un avión pasa por encima de la sede de HSBC en Londres. / T. M. (REUTERS)

El banco internacional con sede en Reino Unido HSBC ha aceptado pagar una multa de 1.900 millones de dólares (unos 1.460 millones de euros) como parte de un acuerdo con el gobierno norteamericano, con el que ambas partes cierran una investigación, abierta a principios de año, por su supuesta permisividad con criminales de todo el mundo, que emplearon sus servicios para lavar dinero del narcotráfico o destinado a financiar operaciones terroristas.

El Senado norteamericano acusó a la dirección de HSBC, en un informe difundido en julio, de no tomar medidas a pesar de que tenía indicios razonables de que empleaban sus cuentas narcotraficantes mexicanos para trasladar fondos a EE UU, bancos saudíes relacionados con grupos terroristas y ciudadanos iraníes que buscaban sortear las sanciones impuestas sobre ellos por Washington. El Ejecutivo, a través del Departamento de Justicia, inició su propia investigación.

Los diarios The New York Times y The Wall Street Journal fueron los primeros en informar del acuerdo, el lunes por la noche. Tanto las autoridades federales como estatales —en EE UU el banco opera desde Nueva York— han decidido no presentar cargos por la vía criminal, para no desestabilizar a una de las mayores entidades financieras del mundo, con unos ingresos de 105.000 millones de dólares anuales y más de 267.000 empleados en todo el mundo. La multa de 1.900 millones es una de las mayores en la historia reciente de EE UU.

Del monto total de la multa, 1.300 millones de dólares corresponden a un acuerdo con el Ejecutivo norteamericano, para evitar cargos criminales. Otros 650 millones irán destinados a pagar una sanción por la vía civil. En julio, el banco admitió que los mecanismos de control y transparencia en las gestiones de sus clientes habían sido insuficientes, y apartó unos 1.500 millones de dólares en un fondo de posibles indemnizaciones. Esa partida se ha quedado finalmente corta en 400 millones de dólares.

Se espera que el Departamento de Justicia norteamericano haga un anuncio formal este martes. El acuerdo llega menos de un mes después de que la petrolera británica BP aceptara declararse culpable de negligencia en el caso del mayor vertido de crudo de EE UU, ocurrido en 2010 en el golfo de México, por el que acabará pagando 3.500 millones de dólares, otra multa récord, en ese caso por infracciones medioambientales.

El informe del Senado sobre HSBC se centraba, especialmente, en las transacciones entre las filiales mexicana y estadounidense del banco. A la de México, el informe la acusaba de “abrir cuentas para clientes de alto riesgo, incluidas las casas de cambio de México, y otros servicios y negocios que ofrecían dinero norteamericano, como la Casa de Cambio de Puebla y Sigue Corporation, de quienes diversas investigaciones judiciales posteriores han demostrado que lavaron fondos de la venta ilegal de droga en EE UU”.

Los legisladores acusaban también al banco de hacer negocios con la principal institución financiera saudí, Al Rajhi Bank, a la que las autoridades norteamericanas relacionan con diversos grupos terroristas islámicos. “Después de los ataques terroristas del 11-S en 2001, aparecieron numerosas pistas de que Al Rajhi Bank y algunos de sus dueños estaban relacionados con organizaciones financieras asociadas con el terrorismo, entre ellas había pruebas de que el principal fundador del banco fue uno de los primeros patronos de Al Qaeda”, aseguraba el informe.

Deja un comentario

Archivado bajo economia social

El Sahel se muere de sed

Foto Cordon PressFoto: Cordon Press

El mundo ha cumplido con la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de reducir a la mitad la proporción de personas sin acceso al agua potable mucho antes de la fecha límite de 2015, según un informe publicado por UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Entre 1990 y 2010, más de 2.000 millones de personas obtuvieron acceso a fuentes mejoradas de agua potable. Las cifras son positivas pero 783 millones de personas no tienen acceso aún al agua potable y tan sólo el 63% de los habitantes del mundo tienen acceso a un saneamiento mejorado.

Declarado por la ONU como derecho humano esencialel agua y el saneamiento son vitales para la salud humana, fomentan la igualdad de género, facilitan la educación primaria y generan beneficios económicos. Tan sólo en África, las pérdidas económicas totales debido a la falta de agua potable y saneamiento ascienden a los 28 billones de dólares.

Mientras en España el consumo medio por habitante y día es de 126 litros, más de la mitad de los campos de refugiados en el mundo no cuentan con el aprovisionamiento mínimo diario recomendado de agua (20 litros por persona y día), mientras que el 30% de los campos no cuentan con sistemas de saneamiento de agua y servicios sanitarios (letrinas).

Allí, una mujer o una niña que tiene que ir a buscar agua para una familia de 4 personasdedica de media 6 horas al día a recolectarla, exponiéndose a la violencia sexual y de género y/o dejando de ir al colegio.

Además, en muchos casos, el agua está contaminada y provoca diarreas que sumadas a los problemas de desnutrición que muchos de estos niños y niñas padecen, les llevan a la muerte. En el mundo, cerca de 4.000 niños menores de cinco años mueren al día por falta de agua potable y saneamiento adecuado.

Por ello, en situaciones de emergencia humanitaria, como la que actualmente se está viviendo en el Sahel, el agua, el saneamiento y la higiene constituyen prioridades absolutas. La insurgencia rebelde que estalló en Malí en enero ha provocado el desplazamiento de más de 400.000 personas que han buscado refugio en países vecinos afectados por la crisis alimentaria y una grave sequía. Y la inmensa mayoría de los refugiados que llegan son mujeres y niños.

Burkina Faso, Mauritania y Níger han abierto las puertas de sus hogares y las de sus corazones a los refugiados de Malí y están dando un extraordinario ejemplo de solidaridad a pesar de sufrir una sequía recurrente y una crisis alimentaria atroz. Pero la situación de la población local es crítica y recibir esta carga adicional complica aún más su supervivencia. Y hace falta de todo, pero lo más urgente es agua potable. Porque la desesperación les empuja a beberla de cualquier lugar o a obtenerla a cualquier precio.

Ahora, en el Sahel, más de 400.000 personas necesitan un poco de nuestra capacidad para marcar una diferencia, de nuestra sed de ayudar. Tan solo un poco.

Más información en www.yotambientengosed.org.

Deja un comentario

Archivado bajo economia social, educacion, periodismo

Política literal y política literaria (sobre ficciones políticas y 15-M)

 

Un ensayo sobre la potencia política de la ficción, como cuestionamiento de la realidad establecida y de las identidades obligatorias, como creación de nuevas posibilidades de existencia y de comunidad, desde la Revolución Francesa hasta el 15-M.

Es un texto largo: lo puedes descargar en PDF o .mobi o ePub

Los que estamos aquí, en Tahrir, Sol, Syntagma o Zuccotti, ¿quiénes somos, cómo nos llamamos? Indignados, 99%, la gente de Tahrir… Son algunos nombres de los diferentes nosotros que han hecho su aparición en las plazas. Esos nombres, ¿tienen alguna importancia? Toda una inercia nos lleva a pensar que no, que “sólo son palabras”. Una especie de sustancia diferente a la realidad, una sustancia sin sustancia. Además son palabras extrañas, casi vacías de significado, sin límites o fronteras precisas, ni referentes muy claros, que cualquiera puede atribuirse… En definitiva, sospechosas. Sospechosas para todas las policías interesadas en saber “quién hay detrás” de cada movimiento. Sospechosas (por “metafísicas” y “poéticas”) para todas las tradiciones políticas y sociológicas serias. Sospechosas para el mismo sentido común: “¿cómo van a ser el 99%? Eso es imposible”.

Y sin embargo, aunque estos nombres -flotantes, sin referentes claros, imprecisos, imposibles- no se inscriben en ninguna tradición política explícita y determinada, tienen una larga historia. Hay quien los asocia a la posmodernidad y sus juegos de lenguaje, pero memorias con más alcance remontan su aparición muchos siglos atrás. Señalan de hecho que son consustanciales a la misma política de emancipación. Es decir, que son tan viejos como la acción política, pero a la vez siempre jóvenes en su aparecer. Cada vez que hay prácticas de emancipación, es decir desacuerdo e interrogación radical sobre los modos de vivir juntos, surge uno de esos nombres. Levantando siempre las mismas sospechas de todas las policías, los pensadores serios y el sentido común.

Las palabras son fuerzas materiales. Nos hacen y deshacen. Indignados, 99%, la gente de Tahrir… han sido ingredientes constitutivos de las plazas, absolutamente determinantes para abrirlas como lugares comunes, desplazando las identidades que nos separan cotidianamente. Para abrir espacios de todos y de nadie necesitamos dejar de ser lo que la realidad nos obliga a ser: la fuerza del anonimato. Pero paradójicamente el anonimato no consiste en el rechazo de los nombres, sino más bien en asumir un nombre compartido. Un nombre de cualquiera contra los nombres separadores.

La obra de Jacques Rancière es una invitación muy bella y apremiante a tomarnos en serio las palabras, la efectividad de los actos de palabra, nuestra propia naturaleza como animales poéticos. Para él, acción política y literatura coinciden en un punto: ambas pasan por el poder las ficciones, las metáforas y las historias. La política de emancipación es una política literaria o política-ficción que inventa un nombre o personaje colectivo que no aparece en las cuentas del poder y las desafía (a partir de una situación, agravio o injusticia concreta). Ese nombre no es de nadie en particular, sino que en él caben todos los que no cuentan, no son escuchados, no tienen voz, no deciden y están excluidos del mundo común.

A continuación voy a mezclar mis palabras con las de Rancière para exponer su teoría de la ficción política y luego pensar las potencias y los problemas de algunos “nombres de cualquiera” que han emergido con el movimiento 15-M.

La ficción política: tres operaciones

Según Rancière, una ficción política hace tres operaciones simultáneas: crea un nombre o personaje colectivo, produce nueva realidad e interrumpe la que hay.

El nombre o personaje colectivo no expresa ni refleja un sujeto previo, sino que es la creación de un espacio de subjetivación -esto es, de transformación de los lenguajes, las percepciones y los comportamientos- que simplemente no existía antes. Es decir, ese personaje colectivo no estaba ya contado entre las partes de la sociedad como grupo real, colección de individuos con tales o cuales características, cuerpo objetivable, ni siquiera latente. Existe cuando se manifiesta y se declara a sí mismo como existente, autodenominándose. Por esa razón nunca aparece como una realidad clara y distinta (una cosa, un sujeto o una sustancia), sino más bien como un fantasma: borroso e intermitente, inasignable e incorpóreo, precario y móvil, perturbador e ilegítimo.

Ese nombre o personaje colectivo interrumpe la realidad en tanto que mapa de lo que se puede ver, sentir, hacer y pensar. El marco que determina lo posible y lo imposible, lo visible y lo invisible, el sentido y el ruido, lo real y lo irreal, lo legítimo y lo ilegítimo, lo tolerable y lo intolerable. Interrumpe asimismo la realidad entendida como orden de las clasificaciones, las designaciones y las identidades que hacen a las cosas a ser lo que son. La distribución jerárquica de lugares, poderes y funciones: división del todo social en categorías, grupos y subgrupos; asignación de cada cual a una casilla, con un papel y unas capacidades determinadas, según tales o cuales predicados o propiedades (títulos, origen, estatus, rango o riqueza), etc.

Esta realidad (como distribución jerárquica de los lugares) no es menos “ficticia” que la ficción, pero no se reconoce a sí misma como tal. Se hace pasar por lo único que hay y puede haber. Busca siempre fundamentarse y justificarse en un supuesto ser-así de las cosas. Odia los puntos vacíos o polémicos, los restosque no encajan en su distribución de las partes (los elementos flotantes o inasignables).

El personaje colectivo de la ficción política produce nueva realidad porque redefine el mapa de lo posible: no sólo modifica lo que se puede ver, hacer, sentir y pensar acerca de la realidad, sino también quién puede hacerlo. Impugna la distribución jerárquica de lugares y funciones en nombre de las capacidades de cualquiera y la igualdad de las inteligencias. Muestra paisajes inéditos: hace ver cosas que no se veían, pone en relación lo que estaba disperso, hace surgir otras voces y otros temas, otros lenguajes y otros enunciados, otras escalas y otros razonamientos, otras legitimidades y otros hechos. Y ofrece ese paisaje inédito a todos, a cualquiera. Como un don, un regalo, una nueva posibilidad de existencia.

La ficción política interrumpe y crea, crea e interrumpe. Simultáneamente. Es un poder de desclasificación y un poder de creación. Hace lo común deshaciéndolo, deshace lo común y lo rehace.

Encontramos aquí y allá, dispersos en los libros de Rancière, algunos ejemplos históricos que clarifican mucho la noción de ficción política. Vamos a repasar brevemente cuatro: el hombre-ciudadano de la Revolución Francesa, el proletariado, el eslogan “todos somos judíos alemanes” de Mayo del 68 y la consigna “nosotros somos el pueblo” coreada en las manifestaciones de 1989 en Alemania del Este.

Deja un comentario

Archivado bajo economia social

Sánchez Mato: “Los bancos han canibalizado la economía real”

El sistema bancario español está en el punto de mira. Mientras aumentan los desahucios, las entidades de crédito necesitan la respiración asistida del Banco Central Europeo (BCE). El dinero no circula libremente y la economía se resiente, cada día son más las voces que piden una nacionalización bancaria y una banca pública que acabe con esta situación.

Carlos Sánchez Mato, es economista y miembro de la Plataforma por la Nacionalización de las Cajas de Ahorro. En esta entrevista analiza la situación actual y ofrece algunas claves para entender las ventajas de la banca pública.

¿Por qué es necesario nacionalizar las cajas de ahorro?

Bueno, yo creo que estamos ya en otra fase, ahora ya no pedimos tanto la nacionalización, sino la constitución de una banca pública. Nuestra reivindicación ha ido evolucionando con el paso de los tiempos políticos, lo que era una locura para muchos hace unos meses, cuando pedíamos una banca pública y la nacionalización de las cajas como vía más evidente para conseguirlo, ahora el tiempo nos ha dado la razón. El paso del tiempo ha demostrado que era inevitable que el sistema financiero quebrara.

Y en este nuevo escenario de quiebra, ¿porqué es tan vital una banca pública?

Mientras haya necesidad de un sector financiero que comunique el ahorro de la gente que lo tiene con la necesidad de los que lo tienen a la hora de pedir un préstamo, mientras haya un sistema capitalista tal y como lo conocemos, requeriremos una banca pública que debería funcionar con una serie de parámetros regulatorios. De hecho, el sistema está quebrado porque para que sea rentable necesita de una multiplicación del crédito y de asumir unos riesgos absolutamente imposible de conseguir.

Pongamos un ejemplo.

Vamos a trasladarlo al sistema sanitario. Imagina que se opera en un hospital a corazón abierto sin las mínimas condiciones para hacerlo sin una mínima posibilidad de que el enfermo se salve. Eso ocurre cuando tú buscas el beneficio a corto plazo y la máxima rentabilidad. En el tema financiero eso provoca unos daños tremendos porque se juega con los ahorros de la sociedad, igual que en el sistema sanitario se juega con la vida de las personas. Pero hay más, el sistema financiero no puede estar en manos privadas porque lo que provoca es un cataclismo y lo haces con el ahorro de la gente. Los bancos no tienen que ser públicos para perder dinero, sino para asumir riesgos, inferiores a los que asume la banca privada. Además con una diferencia, el estado es el único elemento que puede trabajar con una banca y no quebrar porque tiene la capacidad de emitir dinero.

Pero, a nivel soberano, ¿esa capacidad para emitir dinero no está lastrada por el euro?

No, porque cuando yo hablo de banca pública, hablo a nivel europeo también. Pero aunque España no tenga la capacidad ahora de imprimir euros, sí tiene la capacidad suficiente para presionar, cosa que no hace, para conseguir ese objetivo. Si España quiere que se impriman euros, lo consigue, porque si la posición de España fuera maximalista, diciendo que la alternativa es el impago, la respuesta sería otra. Lo que pasa es que el gobierno está defendiendo los intereses de los acreedores, no de los deudores, se están defendiendo los intereses de los bancos y los gobiernos, no de la ciudadanía. El tema de la banca pública es casi una cosa inevitable, porque llegará un momento en el que la ciudadanía española y europea esté bastante harta de aportar dinero para sanear entidades que luego vuelvan a ser privadas.

Y ante este discurso, ¿a quién no le interesa una banca pública?

Evidentemente a los bancos, eso para empezar. Tienen mucho poder sobre los gobiernos. Mira, todas las reformas bancarias han sido consensuadas y dictadas por las entidades bancarias y los gobiernos, hablo no solo de España sino en general. Eso ocurre porque existe un matrimonio de intereses entre los gobiernos y los intereses económicos, se confunden tanto que hay ocasiones en las que es imposible distinguir uno de otro, pero el resultado final es que realmente se está jugado el futuro de nuestras próximas generaciones y cada vez este tipo de tensiones provocan más daño.

¿Por qué?

Porque el sistema bancario ha ‘canibalizado’ la economía real hasta un punto que lo ha convertido en una situación de dependencia, en lugar de ser intermediarios para poner en comunicación ahorradores y necesitados de ahorro. Ha destrozado la economía real y se están poniendo las piedras para que la próxima crisis será todavía mucho más devastadora, porque la solución que se adopta es tener menos entidades y más grandes, con lo que se está agravando el problema.

¿Quién acabó con las cajas de ahorro?

Yo creo que son culpables tanto el gobierno como la banca privada. Estos últimos necesitaban la cuota de mercado que tenían las cajas y siempre consideraban que jugaban en desventaja. Lo que está claro es que el hecho de que existieran las cajas de ahorro había permitido años de crecimiento económico sin ningún tipo de problema. Lo que sucede es que se ha aprovechado esta situación para cargarse esa cuota de mercado que tenían las cajas y acabar con un modelo que había demostrado ser útil durante muchos años. Se ha aprovechado el modelo de representación para pervertirlo. Se ha logrado desacreditar el modelo y a la banca privada le interesaba quitarse competencia, además lo ha hecho, no con sus propios medios, sino con los medios de toda la ciudadanía. Por ejemplo en el caso de la CAM, mal gestionada y todo lo que queramos, se le ha regalado por un euro al Banco Sabadell y además se le ha dado un seguro contra todas las pérdidas del sector inmobiliario.

¿Qué aventuras en el sistema bancario español para los próximos meses?

Las entidades bancarias tienen el problema solucionado en cuanto a liquidez. Es decir, ninguna entidad va a quebrar, no porque no estén quebradas, sino porque tienen la respiración asistida del Banco Central Europeo, la cifra de deuda con el banco europeo está en máximos históricos, 400 mil millones de euros.

¿Y eso qué implica para la ciudadanía?

Puede parecer que no implica nada, pero lo que hay que decir es que durante todo este procedimiento lo que se está haciendo es salvar a los inversores privados. A la gente le puede dar igual, pero el BCE es un banco público, que no defiende los intereses de los ciudadanos, gobernado por una élite, pero es un banco de todos. Lo que estamos haciendo durante todo este tiempo es salvar a los inversores privados y sustituir en el pasivo de las entidades la inversión privada por inversión que estamos poniendo los estados o el Banco Central Europeo. Esto es la mayor transferencia de renta desde lo público a lo privado que se ha producido en la historia de la humanidad.

Y se va a devolver, ¿o no?

No, de hecho, las entidades financieras no van a poder devolver, tienen un problema de capital, necesitan capital para tapar pérdidas que ya se han producido, ese dinero por más que diga el señor Rajoy que va a ser devuelto por las entidades, es imposible que lo devuelvan. Un ejemplo en números: 600.000 millones de euros, entre el BCE y el gobierno español, que hemos entregado a las entidades, a ritmo de beneficios de ante de la crisis, tardarían 100 años el conjunto del sector en devolverlo, o sea que no lo van a devolver.

¿Y entonces ese dinero quién lo devuelve?

Todos los trabajadores y trabajadoras de este país en forma de impuestos y recortes sociales en los próximos años, así lo vamos a devolver. Los que no lo van a pagar son los responsables del desaguisado, que son unos y muy concretos, que son los que están interesados en no pagar ellos como accionistas los platos rotos.

Deja un comentario

Archivado bajo economia social