Archivo mensual: febrero 2013

El periodismo

a Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano organizó un encuentro de nuevos cronistas.

Una crónica es lo opuesto a la noticia, y quien la escribe es alguien que se toma tiempo para ver

 Del 10 al 12 de octubre de 2012, en Ciudad de México, se reunió un grupo de 92 periodistas, en su mayoría latinoamericanos, durante un encuentro llamado Nuevos Cronistas de Indias organizado por laFundación Nuevo Periodismo Iberoamericano. En el cierre, el argentinoMartín Caparrós resumió lo sucedido con un texto en el que puede leerse: “Hubo, también —hubo sobre todo—, cruces, propuestas, contactos (…) Somos privilegiados. Hemos decidido hacer el trabajo que nos gusta y, a veces, incluso lo logramos (…)”. Más trabajo, propuestas, privilegio: esas eran las palabras con las que concluía un encuentro dedicado a la crónica, género que, en América Latina, define a piezas periodísticas que utilizan, para contar historias reales, herramientas estilísticas de la ficción y que, después de sobrevivir en apenas un puñado de revistas empeñosas, atraviesa, desde hace cinco o seis años, un momento mejor. El más grave de los peligros mentados durante el encuentro fue que el género, cuya naturaleza es marginal, se pusiera de moda. La palabra “crisis” no fue el centro de la discusión.

Pienso en octubre en México y recuerdo —inevitablemente— septiembre en Madrid, cuando hablé con unos 20 periodistas de distintos medios y todos, antes o después, me hicieron la misma pregunta: “¿Cómo ves el futuro de la profesión, qué piensas de la crisis que atraviesa?”. Pero no había más que mirarles la cara para entender que no le veían, a esto, futuro de ningún color. Son tiempos raros. Los medios buscan la manera de enfrentarse al mundo digital, a la caída de las ventas y, como una forma de solución a esos —y otros— problemas, los periodistas deben salir a la calle a hacer diez artículos por día munidos de grabadora, tableta, teléfono móvil y cámara de fotos mientras, al mismo tiempo, se promueve la idea del periodismo ciudadano, que consiste en decirle a todo el mundo que eso que los periodistas hacen lo puede hacer cualquiera. El encuentro de México estaba centrado en un género periodístico que, más que nunca, parece un género del pasado. Una crónica es lo opuesto a la noticia, y un cronista es, por definición, alguien que llega tarde, que se toma tiempo para ver y tiempo para contar eso que vio. La crónica no es ni el único género que necesita el periodismo ni, mucho menos, su género mejor. Pero, pensando en octubre en México y en septiembre en Madrid, me pregunté por ese contraste raro: a un lado del mar un grupo de periodistas se reúne para discutir con entusiasmo acerca de eso que su precámbrico oficio hasta hace poco no tenía —porvenir—, mientras, al otro lado del mar, un grupo de periodistas se pregunta con angustia acerca de eso que su oficio ultramoderno parece no tener: porvenir. Y pensé que quizás haya alguna pista para desentrañar tamaño intríngulis en el hecho de que, para los periodistas latinoamericanos, la precariedad y la crisis no son una consecuencia de los nuevos usos sino algo que siempre estuvo allí.

Creo que no sería aventurado decir que la mayor parte de quienes se reunieron en México tiene más de un trabajo y que, durante los últimos años, han hecho lo que hicieron —dirigir revistas de crónicas, escribir crónicas— con lo único que tenían a mano: la tozudez y la convicción de que valía la pena, con la complicidad de sus editores y a pesar de ellos, con la complicidad de los grandes medios y a pesar de ellos, con buenas compensaciones económicas y a pesar de sus cuentas bancarias. Y todo indica que lo seguirán haciendo a pesar de modas, indiferencias, crisis. Daniel Titinger es peruano. Fue, durante dos años, editor de una revista de crónicas en su país, llamada Etiqueta Negra,donde cobraba un sueldo de trescientos dólares. Para poder hacerlo, trabajaba como relacionista público de una empresa de energía. Titinger, que ahora trabaja en un grupo de publicaciones masivas y sigue escribiendo crónicas cuando puede, decía, hace un año: “Yo trabajo 12 horas al día, y aun así quiero seguir escribiendo crónicas. Y no escribes por dinero ni por fama. Escribes para no estar triste”. Lo decía Atticus Finch en la novela Matar a un ruiseñor, de Harper Lee: “Uno es valiente cuando, sabiendo que la batalla está perdida de antemano, lo intenta a pesar de todo y lucha hasta el final (…) Uno vence raras veces, pero alguna vez vence”. Quizás esa fue la forma que algunos periodistas latinoamericanos encontraron para hacer lo que hacen: saber que lo mejor que pueden esperar es el peor de los escenarios posibles y, aun así, ejercer la insistencia hasta el final. Y entonces, alguna vez, vencer.

Deja un comentario

Archivado bajo educacion, periodismo

Los niños soldado que no ven a Messi

MIembros del grupo Islamista Movimiento por la Unidad y la Jihad en África Occidental, que opera en el norte de Malí © Brahima Ouedraogo/IRIN

Miembros del grupo Islamista Movimiento por la Unidad y la Jihad en África Occidental, que opera en el norte de Malí © Brahima Ouedraogo/IRIN

Podría llamarse Souleiman y tener 16 años. Seguramente le encantaría el fútbol y su jugador preferido sería Kanoutè, Messi, Ronaldo, Iniesta o Drogba, aunque nunca los haya visto jugar en directo, ni apenas en televisión. Podría ser uno de los niños soldado a los que obligan a matar gente a la edad en la que otros se divierten dándole a la pelota.

Mientras los artilleros del balón perforan porterías, Souleiman abriría fuego sin saber bien por qué. Igual que el niño que nos dijo esto hace unas semanas en Malí: “ Nos adiestraban para disparar apuntando al corazón o a los pies. (..) Veía a nuestros enemigos como si fueran perros y lo único que había en mi mente eran ganas de disparar contra ellos.”  No fue demasiado tiempo a la escuela, fue vendido por el nieto de su maestro a un grupo islamista armado: “Hace dos meses, el nieto de mi maestro nos vendió a los islamistas. Nos unimos a un grupo de otros 14 jóvenes que portaban armas (…) Los rebeldes nos golpeaban durante las lecciones del Corán porque pensaban que nuestra pronunciación de los versículos no era correcta y querían que pronunciásemos el árabe como ellos. Me pegaron cuatro veces con una correa de goma.”

No hay datos sobre el número de niños y niñas soldado en el mundo. Sabemos que en torno a 17 países los reclutan, en lugares tan dispares como Mali, República Democrática del Congo, Filipinas, Colombia, Chad o Afganistán. Y no solo son llevados al frente, también son utilizados como mensajeros, espías o cocineros. Las niñas corren peor suerte. A veces, también son usadas como esclavas sexuales.

Una menor de 13 años hablaba así de Somalia: “ Las niñas también eran violadas por Al Shabab. Conozco a gente a la que le ha pasado; una persona de mi familia fue violada (…)Es bastante habitual.

Ex niña soldado en la República Democrática del Congo  © Amnistía Internacional

Ex niña soldado en la República Democrática del Congo © Amnistía Internacional

“Es bastante habitual”. ¿No es horrible?

La guerra y la violencia se tornan una situación normal para estos niños y niñas, la única que muchos de ellos han conocido. Han sido secuestrados en la calle o sacados de las aulas contra su voluntad. Otros muchos son forzados a salir de sus casas a punta de pistola, mientras unos padres angustiados los ven partir sin poder hacer nada. Otros son reclutados mientras juegan cerca de casa o caminan por la carretera. Un niño nos decía en Chad “ No tengo hermanos mayores que no se unieran a la rebelión. Mi padre es viejo. En casa no teníamos suficiente para todos, así que quería mejorar nuestra situación… uniéndome al ejército ayudaría a mi madre y al resto de la familia …”

Pero no todo es malo.

Primera buena noticia: En 2012, Thomas Lubanga y Charles Taylor fueron condenados por el Tribunal Penal Internacional y el Tribunal Especial de Sierra Leona. Entre otras violaciones de derechos humanos, reclutaron niños y niñas soldados soldado. Estas dos sentencias suponen un aviso para quienes hayan cometido crímenes de guerra en todo el mundo.

Segunda buena noticia: En los últimos años se han firmado 19 planes de acción con el apoyo de Naciones Unidas para acabar con el reclutamiento de niños y niñas. Los últimos, en República Centroafricana, Somalia, Sudán del Sur y Myanmar.

Tercera buena noticia: cada vez hay más países que firman los acuerdos internacionales. Alrededor de 150 ya han firmado el protocolo de Naciones Unidas sobre menores en conflictos armados.

Niño soldado en Ntoto, norte de Kivu, República Democrática del Congo, enero de 2012 © Blattman

Niño soldado en Ntoto, norte de Kivu, República Democrática del Congo, enero de 2012 © Blattman

Quizás dentro de unos años Souleiman o cualquier otro niño soldado actual puedan dar saltos de alegría y gritar ¡gooool! frente a la televisión. Ocurrirá cuando el héroe futbolístico del momento bata al portero de turno y ellos no tengan que empuñar ningún arma. Cuando eso suceda, será gracias a que año tras año muchas personas y activistas de distintas organizaciones han estado recordando que hay niños y niñas que son obligados a combatir en conflictos olvidados, y habrán trabajado duro para evitarlo. En eso estamos.

Deja un comentario

Archivado bajo periodismo

Ada Colau en Comisión Economía Congreso de los Diputados

Ana Colau ante el Congreso para denunciar la estafa generalizada de las hipotecas que ha sumido en la pobreza y la desprotección a cientos de miles de ciudadanos. El vídeo del discurso de Ada Colau ante la Comisión de Economía en el Congreso de los Diputados, celebrado el pasado martes, aparece en toda la prensa despertando un acalorado debate de apoyos o descalificaciones. Colau es la representante de Afectados por la Hipoteca (PAH) y en su comparecencia apasionada en la que llegó a proferir varios insultos, queda latente también su emoción en el llanto perceptible de quien se siente herido e impotente ante una injusticia y es tratado arbitrariamente por los que ostentan el poder.

ADA C

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo economia social

Ada Colau: “Esa gentuza no tiene que darme lecciones de democracia”

Entrevista con Ada Colau, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca

por Luis Giménez San Miguel para Público.es

La cara más visible de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca fue este martes al Congreso de los Diputados para defender la Iniciativa Legislativa Popular contra los desahucios que han presentado con más de un millón de firmas y decir que no van a permitir “que se sacrifique a una generación entera que ha sido víctima de una estafa”. Ada Colau (ver su intervención completa) lleva muchos años peleando en la calle, en despachos, en conferencias, por todos los medios, contra este drama social por el que más de 500 personas cada día están siendo expulsadas de su vivienda.

Por eso, tras la intervención en la Comisión de Economía del Congreso del portavoz de la Asociación Española de la Banca, en la que éste defendió la actual legislación hipotecaria, reconoció que se había tenido que contener para no tirarle un zapato y aprovechó su intervención para llamarle “cínico” y “criminal”, lo que provocó el reproche del presidente de la Comisión y que sus palabras llegaran rápidamente a los medios de comunicación y las redes sociales.

Este miércoles, mientras regresa en tren a Barcelona para preparar la manifestación del próximo 16 de febrero, explica su intervención a Público.

¿Cuáles son los crímenes que le imputaría?

No sólo a él, se lo dije como representante de las entidades financieras, pero es extensible a todos los directivos de estas compañías en este país. Lamentablemente creo que me quedé corta, porque la lista de delitos y agresiones de las que son responsables esta gentuza es terriblemente larga.

Son responsables de haber estafado a gran parte de la población, no sólo con las hipotecas sino también con las preferentes, las swap y varios productos tóxicos más. Además esas estafas se han hecho engañando expresamente a la gente, sin informar de todo lo que podía pasar, con contratos abusivos. Y lo han hecho ganando muchísimo dinero.

Cuando todo esto ha estallado se han desentendido completamente de las consecuencias sociales terribles que provocaba su estafa y han seguido chantajeando al Gobierno amenazando con que podía ser todavía peor si dejaban caer al sistema bancario.

No sólo han estafado a muchísima gente, sino que han hundido la economía del país y han hecho que miles de millones, que nos dicen que no hay para Educación y Sanidad, se hayan tenido que destinar a tapar la pésima gestión que ha hecho esta pandilla de criminales.

Al terminar la intervención, el presidente de la comisión deslegitimó sus argumentos aduciendo que ellos son los verdaderos representantes de la voluntad popular porque han sido votados.

Votar cada cuatro años es totalmente insuficiente. La ciudadanía hace mucho tiempo que está diciendo que votar no es un cheque en blanco. En el siglo XXI hay posibilidad de poder construir una democracia mucho más participativa y el hecho de que se esté impidiendo la participación de la sociedad en las grandes decisiones que nos afectan es muy sintomático de cómo algunos se aferran al poder e intentan mantener algunos privilegios en nombre del voto cada cuatro años. Esto ya no cuela. Hay un clamor social que pide una regeneración democrática.

Yo le diría que la esencia de la democracia, más que votar cada cuatro años, es que los representantes democráticos escuchen a la ciudadanía y trasladen al Congreso sus demandas para traducirlas en políticas públicas.

Si hay tema en el que está claro el consenso social es en los desahucios. El 90% de la población apoya nuestras demandas en las encuestas, hemos reunido más de un millón de firmas para la Iniciativa Legislativa Popular (ILP). Mientras, el PP dijo el martes que ni siquiera va a votar a favor de su admisión a trámite en el Congreso. Esta gentuza no tiene que darme lecciones de democracia.

zarza1-600x400

Hay acciones que muy fácilmente se califican de violencia, como tirar un zapato al rescate de la banca, y en cambio hay violencias sistémicas que están produciendo muchísimo más daño, que están generando un sufrimiento intolerable en miles de personas, que las están dejando al borde de la exclusión social, que las están empobreciendo de por vida provocándoles la muerte civil.

Los desahucios son uno de los actos más violentos que existen. El hecho de poner las fuerzas represoras policiales y judiciales del Estado al servicio de los intereses privados de las entidades financieras, haciéndoles el trabajo sucio, para hacer algo como despojar a una familia de su vivienda sin alternativa sin garantizarle realojo es violencia.

Lo dice también Naciones Unidas y los estándares de derechos humanos, que consideran el desahucio el último de los recursos que ha de tomar el Estado, y que ha de recurrir a él de forma excepcional y siempre facilitando el realojo. En el Estado español ni es excepcional ni se garantiza el realojo.

Esta violencia no provoca ninguna indignación a sus señorías.

La portavoz socialista le dio la razón a usted y a la PAH y además dijo que hay que ir a por máximos más que a por mínimos.

De momento este cambio de actitud lo vemos con desconfianza. Lo celebramos porque queremos que todas las fuerzas políticas recojan nuestras demandas. Queremos que rectifiquen: más vale tarde que nunca.

Pero una cosa son las palabras y otra son los hechos. Y teniendo en cuenta los hechos de los últimos cinco años comprenderá la portavoz socialista que desconfíe de sus palabras y hasta que no se plasme en hechos no nos lo creamos. Porque el PSOE no sólo no ha legislado para evitar esta situación cuando podía hacerlo, sino que durante todos estos años ha despreciado totalmente la movilización ciudadana. Les hemos interpelado en diferentes ocasiones y no hemos tenido respuesta. Y por eso tenemos cierto recelo y prudencia ante su cambio de actitud.

Las medidas de la ILP son de mínimos y esperamos que cuando termine el trabajo de esta comisión y se vote su tramitación realmente demuestren que han cambiado su actitud y han adoptado estas medidas.

[/media-credit] Secuencia de un desahucio evitado

Llevó a los diputados un sobre, pero en vez de estar lleno de dinero estaba lleno de propuestas.

Eran las propuestas de la ILP acompañadas de una carta en la que recordamos cómo hemos llegado hasta aquí, como hice yo en mi intervención, y explicarles que estamos en un punto de inflexión y ya no podemos esperar más. Si no votan a favor de estas medidas de mínimos pasaremos a actuar y señalarles como responsables de un genocidio financiero.

¿A qué se refiere con señalar?

Lo iremos desvelando poco a poco los próximos días. Es una actuación progresiva de menos a más en la que no vamos a utilizar la violencia contra las personas, porque somos un movimiento pacífico. Pero sí que vamos a actuar con mucha más contundencia, señalándoles en su ámbito de trabajo y en sus barrios. Es una idea tomada de otros países, como Argentina, que también han sufrido situaciones de dictadura y que han necesitado hacer justicia social porque desde la institución no se impartía.

Con esta misma filosofía, se trata de que no puedan comportarse como si no fueran responsables, que allí donde vayan haya alguien recordando que son responsables del sufrimiento de miles personas.

¿Son los políticos realmente conscientes del drama humano que hay detrás de cada desahucio?

En general hay un problema en las instituciones democráticas de lejanía respecto a la mayoría social. En general se han quedado atrás y no están actualizadas con respecto a la sociedad.

Esto no quiere decir que todas la formaciones políticas sean igual. Hay algunas que están más cercas de la realidad social que otras. También ayer se vio; algunas nos escucharon más que otras, algunas han recogido nuestras demandas y otras nos han ninguneado de forma sistemática.

Cuanto más poder han tenido las fuerzas políticas más se han alejado de los intereses de la ciudadanía y más se han acercado a la defensa de los privilegios de la minoría.

Hay una relación obscena entre el poder político y el poder financiero. Quien pasa por los lugares de poder supuestamente democrático acaba habitualmente en consejos de administración de grandes multinacionales. Y éste es el principal déficit democrático que tenemos en este país.

[/media-credit] Secuencia de un desahucio evitado

¿Y cuáles cree que son las razones por las que el Gobierno no legisla la dación en pago?

Porque hay una relación de dependencia entre el poder político y el financiero en este país. Los partidos tienen deudas y a ellos sí que se las condonan, no como a las familias.

Tenemos el caso del Rato: de ministro pasó al FMI y de ahí a Bankia, donde produjo el desastre. Y ahora está trabajando para Telefónica. O el señor De Guindos, que primero estuvo en Lemman Brothers, uno de los fracasos más sonados que dio inicio al estallido de la crisis, y luego pasó a Nova Caixa Galicia, que es una entidad actualmente intervenida por su pésima gestión, y ahora al Ministerio de Economía.

Hay gente que el paso por la política no lo entiende como la defensa de los intereses de la ciudadanía sino como una forma de hacer carrera personal y defender los privilegios de una minoría, que luego les permite mantenerse en el poder.

Muchos dicen que si el Estado, como ustedes proponen, cogiera las viviendas vacías de los bancos para crear un parque público el sistema financiero se desestabilizaría y la crisis sería aún mayor.

Quienes dicen esto son parte interesada, por lo que no tienen ninguna credibilidad. Las amenazas del sector financiero de que el sistema se va a hundir a nosotros nos producirían hilaridad si no fuera porque tienen consecuencias tan terribles.

El sistema financiero ya se ha hundido por sí sólo, por la pésima gestión, y lo hemos tenido que rescatar con miles de millones de euros que nos están recortando los servicios básicos. Mientras, este rescate no llega a las personas, que son víctimas de esas entidades financieras.

El parque público de viviendas es una demanda de mínimos como contrapartida al rescate. Si no se hace, no sólo hay un perjuicio social sino también económico, porque todos estos miles de viviendas no tienen ningún tipo de salida en el mercado, ni en el interno ni en el internacional, están condenadas a quedarse vacías durante años.

Además, estas entidades son los peores vecinos, porque son sistemáticamente morosas en los pagos a la comunidad, todos son perjuicios. Lo mejor en términos sociales y económicos es que cumplan la función que manda la Constitución y lo que este país necesita.

Cientos de desahucios evitados a pie de calle a través de la resistencia civil no violenta, más de un millón de firmas, concentraciones, peticiones ante los tribunales internacionales de derechos humanos… Ha afirmado que si los diputados no aceptan a trámite la ILP no os quedaréis de brazos cruzados. ¿Por dónde vais a continuar vuestra lucha?

Nosotros pensamos mantener y ampliar nuestras actuaciones mientras ellos no respondan. La ciudadanía será la que seguirá movilizándose para defender los derechos humanos. Continuaremos con la desobediencia civil, es decir, la paralización de los desahucios y la recuperación de viviendas vacías en manos de entidades financieras.

La del 16 de febrero no va a ser una movilización cualquiera. No sólo hemos interpelado a la gente afectada, sino que hemos llamado a toda ciudadanía y esperemos que tenga una buena respuesta en todo el Estado.

Pero esto no es suficiente. A partir de ese día iniciaremos la campaña de señalar a los culpables y empezar una fase en la que se acabe con la impunidad.

Fuente: http://www.publico.es/450238/esa-gentuza-no-tiene-que-darme-lecciones-de-democracia

Images courtesy of Fotos de Juan martín Zarzay Fotos de Juan Martín Zarza

Deja un comentario

Archivado bajo economia social

Apoyo al Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, firmó esta mañana un mensaje de apoyo al Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares, al tiempo que manifestó que la paz no debe ser objeto de plegarias para algunos pueblos del mundo sino lo mas naturalmente humano que se puede tener.

Esta iniciativa es promovida por los estudiantes de la Universidad para la Paz
y representantes en Costa Rica de la Campaña Internacional para la Abolición
de Armas Nucleares (ICAN), quienes entregaron a la Mandataria mil grullas
o móviles de papel como símbolo de apoyo hacia un mundo libre de armas
“Tenemos que aplaudir y poner de relieve campañas tan trascendentales como
las que ustedes han promovido año tras año. Quiero destacar el llamado que
ustedes me hacen con la entrega de estas hermosas grullas de papel, las
cuales no caen en terreno que no sea fértil aquí en Costa Rica y en las manos
de la Presidenta de la República”, aseguró la Mandataria Chinchilla.

Señaló además que si hay algo que ha hecho grande al pueblo costarricense
es precisamente el haber abogado una y otra vez, mediante un conjunto de
hechos, por el llamado a la paz.
“Quiero decirles que nosotros somos un ejemplo de que sí se puede conseguir
espacios de paz y sabemos que esa gran lucha que han venido dando tarde
o temprano tendrá sus resultados favorables. Estas hermosas grullas que se
construyen con las manos llenas de esperanza de muchos jóvenes del mundo
cada vez serán capaces de extender sus alas a mas naciones”, señaló la Presidenta.

Por su parte, Víctor Valle, rector de la Universidad para la Paz, aseguró que es
una paradoja que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad
de las Naciones Unidas sean los países que mas armas nucleares almacenan en la actualidad.

“Por ello mil grullas de papel se le dará a cada líder político del mundo
para solicitarle el apoyo a la prohibición, al uso y almacenaje de las armas
nucleares”, manifestó el Rector al tiempo que felicitó a los jóvenes por esta
iniciativa, a Costa Rica por ser un país donde predomina el trabajo y la paz y
agradeció en especial a la Presidenta de la República por dar un apoyo pleno a
la Universidad para la Paz para su funcionamiento.

Este acto también fue coordinando por los Parlamentarios para la No
Proliferación y el Desarme Nuclear (PNND) y la Asociación Internacional de
Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear (IPPNW).

Deja un comentario

Archivado bajo economia social

Crónica de un encierro

Ésta es la crónica de un enCIErro que, por una vez, terminó bien. Sánder y su hermana, protagonistas de esta historia, pudieron celebrar su liberación con miembros de la Campaña “Tanquem els CIEs” tras una lucha sostenida frente a la brutal violencia de unas instituciones que vulneran de forma sistemática un puñado de derechos humanos. Reproducimos la crónica publicada por Lali Sandiumenge en el blog http://guerrerosdelteclado.wordpress.com/

 CIE-zona-Franca_Xose-Quiroga-Antigonia.com_-600x400

Era el miércoles pasado por la noche. Sánder dormía en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche, dónde lo habían llevado unos días antes desde el de Zona Franca. Lo despertaron, le dieron una bolsa para guardar sus escasas pertenencias y lo llevaron a Barajas. Era la tercera vez en un mes que intentaban deportarlo a Bolivia, su país de origen. Una vez más, no avisaron a Leidy, su hermana, ni a Miriam, su novia, que intentaban liberarlo contra reloj desde Barcelona, donde viven. Sánder se resistió de nuevo a la expulsión y consiguió bajar del avión. Menos de dos días después, el viernes, lo dejaron en libertad. Llevaba 57 días encerrado y el máximo es de 60. Esa noche, mientras celebraba ya en Barcelona con su familia y miembros de la plataforma Tanquem els CIEs el fin de su calvario, les llegó otra buena noticia: Reduán, un chico marroquí con el que había coincidido en el CIE de Zona Franca, también había conseguido salir y estaba ya en casa. Mucho antes, el 23 de enero, lo había hecho Yussif, un ghanés vecino del barrio de Poble Nou. “Tres de cuatro. Pero todavía queda Khadi”, recuerda Tanquem els CIEs, en referencia a la crónica que escribí hace unas semanas, en la que contaba los casos de Yussif, Reduán, Sánder y Khadima, que sigue encerrado.

La noticia de la liberación de Sander le llegó a Leidy mientras charlábamos en una cafetería de Barcelona. Estaba contándome la odisea legal que ha vivido durante estos dos meses para defender a su hermano. Desgranaba agotada un relato de tintes kafkianos, emocionada, llorando a ratos y desesperada, cuando recibió un mensaje en su móvil de Tanquem els CIEs: “Los compañeros de Madrid dicen que Sánder ya no está en el CIE y que la policía dice que está en libertad”. Hizo una llamada y lo pudo confirmar, Sander estaba ya de regreso a Barcelona con los 50 euros que había podido mandarle unos días antes por giro postal. Su hermana reaccionó entre la alegría, el alivio y una cierta incredulidad: a estas alturas, ya había dado la batalla por perdida. También Amina reaccionó esa noche entre la euforia y el pánico a la liberación de su primo Reduán. “Le he dicho que ni se le ocurra salir de casa hasta que no tenga los papeles en regla”, me contó ayer por teléfono. Amina no las tenía todas consigo: antes de dejarlo salir, les habían avisado que Reduán sería repatriado hoy a Marruecos.

Luchar por nada

“Yo ya estoy resignada. Me he cansado ya de luchar por nada, como si ya no tuviera bastante”, me contó Leidy el viernes cuando todavía no sabía que Sánder estaba en libertad. “Hemos hecho todo lo que hemos podido y no ha servido de nada. ¿Esta es la justicia que hay aquí? ¿A qué justicia me atengo? ¿Cómo hago para que alguien me escuche? ¿A quién recurro? ¿Por qué se ensañan con un chico porque no tiene papeles cuando ves en la tele que hay tanta gente con millones escapándose?”

No sé si lo que han vivido Sánder y Leidy a lo largo de estos 57 días es un caso particular o refleja la peripecia general de las personas que son encerradas en los CIE y de sus familias. La suya, en todo caso, rezuma indefensión y arbitrariedad. Los intentos de deportación de Sánder, según denuncia Leidy y Tanquem els CIEs, se han producido de forma irregular. Ni en el primero ni en el segundo, en el CIE de Zona Franca, se avisó a la familia de que iba a ser repatriado. En el primero, lo despertaron a las cinco de la mañana y lo metieron en el avión, esposado y tras sacarle los cordones de los zapatos. “En el segundo intento, la policía le dijo que se preparara porque lo dejaban en libertad, pero al salir del centro lo esposaron, lo metieron en un coche y lo llevaron directamente al aeropuerto de Barajas”, explican desde la plataforma, que considera el engaño “una situación de verdadero maltrato psicológico”. Durante el tercero, ya en el CIE de Madrid, donde lo internaron tras perder el avión hacia Bolivia, se incumplió el derecho del interno a ser avisado con doce horas de antelación de su expulsión, como obligaron a partir de febrero del año pasado los tres juzgados de instrucción que se ocupan del control del CIE de Aluche después de que uno de ellos emitiera un auto demoledor sobre las condiciones de encierro de los internos. Leidy añade un dato preocupante más: Sánder iba a ser enviado en avión con lo puesto a La Paz, cuando es originario de Cochabamba, a casi 400 quilómetros de distancia.

Si Sánder ha vivido estos 57 días de susto en susto, su hermana ha pasado también por un auténtico calvario. Leidy se enteró de que lo habían internado en el CIE el 17 de diciembre pasado estando en Bolivia de viaje. Pesaba sobre él una orden de expulsión emitida en agosto tras una pelea con una chica que presentó una denuncia por violencia de género, aunque más tarde la retiró. Leidy cuenta con asombro que la abogada de oficio que le tocó en suerte presentó un recurso contra el encierro casi sin documentarse y sin entrevistarse con Sánder y después no supo que iban a deportarlo. “¿Cómo puede ser que no lo supiera? Intenté hablar con ella y no hubo manera. ¿Y cómo puede ser que si hay un recurso presentado lo expulsen? ¿Para qué sirve entonces el recurso?”, se pregunta. Tampoco fue positiva la experiencia ni fluida la comunicación con el abogado privado que le recomendaron, aunque le pagó los 500 euros que le pidió por llevar el caso. Leidy tuvo que realizar personalmente algunas de las gestiones, como pedir el expediente a la abogada anterior y hablar con la secretaria del juzgado.

La ubicación del CIE (perdido entre almacenes en la Zona Franca) y el régimen de visitas, de 10 a 12 de la mañana, dificulta además que las familias puedan apoyar a los internos. Más difícil es todavía para Leidy, de 37 años, que trabaja de enfermera en una mutua y es madre soltera de un par de gemelos de unos tres años con los que Sánder le echaba una mano. “De lunes a viernes trabajo y no podía ir a verlo. El sábado hacía el trayecto con los dos niños. Tardaba más de una hora y media en llegar y sólo para poder estar con él diez minutos y hablar a través del teléfono. Es terrible, no te dejan ni abrazarlo, parece que sean criminales. Ni siquiera el día de Reyes ni el día de año nuevo permitieron que los niños le dieran un abrazo”, se lamenta.

La plataforma Tanquem els CIEs no sabía hoy todavía los motivos de la liberación de Sánder y Reduán y tampoco el papel que ha jugado la presión (y el apoyo) de la red estatal que lucha por el cierre de los CIE (@tanquemElsCIEs, @CIEsNo, @ciesnomadrid, @Brigadas DDHH). Habrá que esperar mañana a ir al juzgado. Ambos llevan tiempo viviendo en Barcelona en situación irregular, simplemente porque no consiguieron trabajo, pero cuentan con familias arraigadas ya en la ciudad y con medios económicos. Reduán vive con sus tías, que lo mantienen. Sánder, que llegó en 2007 a los 19 años, estuvo empleado durante tres en una frutería pero no le hicieron contrato. Ahora ayudaba a Leidy con los críos y las tareas domésticas y trabajaba esporádicamente cuando encontraba algo eventual. “Es mi hermano, es como mi hijo, es como el padre de mis hijos. Yo solo lo tengo a él. Su vida está aquí”, se desesperaba Leidy el viernes sin saber que Sánder ya estaba de camino a casa.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

El Congreso español analizará una iniciativa popular con la oposición de Partido Popular de Rajoy

La propuesta reunió más de 1,4 millón de firmas y prevé que los afectados por desalojos puedan cancelar su deuda con la entrega de la vivienda. Además,promociona la vivienda de alquiler social.

deshacios feb

El gobernante Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy rechazó hoy debatir una iniciativa ciudadana a favor de los afectados por los desalojos por impago hipotecario, que contaba con el apopo de más de 1,4 millones de ciudadanos.

 

“Si el Congreso no acepta debatir de esto tenemos un problema de democracia”, denunció la portavoz  de la Plataforma Afectados por las Hipotecas (PAH), Ada Colau, antes de la votación de la iniciativa, que cuenta con el apoyo de todos los partidos excepto el PP, con mayoría absoluta.

La propuesta, presentada como Iniciativa Legislativa Popular (ILP) con el aval de 1.402.854 firmas, más del doble de los requerido, plantea la “dación en pago” retroactiva, es decir, que los afectados por desalojos por impago hipotecario puedan cancelar su deuda con la entrega de su vivienda.

Además de esta cuestión, que rige en otros países de Europa, también se pide una moratoria de todos los desahucios y la promoción de vivienda de alquiler social para las personas afectadas.

“Si el Congreso no acepta debatir de esto tenemos un problema de democracia”
Ada Colau

El derechista PP le da la espalda a la propuesta argumentando que el gobierno de Mariano Rajoy está abordando el problema de los desahucios en el decreto ley que tramita el Congreso.

La medida del Ejecutivo, que sólo prevé la moratoria de los desahucios en los casos extremos, fue adoptada en noviembre del año pasado ante la alarma social provocada por el aumento de suicidios de personas que estaba a punto de sufrir el drama que supone perder el hogar.

El mismo día en que vetó la propuesta, los españoles tuvieron conocimiento de tres nuevos suicidios de este tipo. Primero se supo que un hombre de 56 años se quitó la vida el lunes en la localidad vasca de Basauri tras verse acorralado por sus problemas económicos y ante la inminente subasta de su casa por impago inmobiliario, denunció la plataforma Stop Desahucios.

Y después, un matrimonio de jubilados se suicidó en Calvià, Mallorca, tras recibir el aviso de que iban a ser desalojados de su casa también por impago, según explicaron en una carta que dejaron.

UNA PROPUESTA INSUFICIENTE

La PAH sostiene que la ley de Rajoy es insuficiente e incluso puede agravar el problema, porque excluye a la mayoría de afectados y discrimina entre las víctimas de la crisis al establecer criterios para acceder a la moratoria cuando todas las personas amenazadas por el desahucio deben ser consideradas vulnerables.

La plataforma APH lanzó una campaña de escarches contra los legisladores oficialistas

El portavoz del PP en el Congreso, Antonio Alonso, anunció que la ley del gobierno llevará como nombre “Iniciativa Legislativa Popular”, en reconocimiento del esfuerzo ciudadano, algo que Colau calificó de “ofensivo”, puesto que los contenidos son distintos.

En ese contexto, la portavoz de la APH advirtió a los diputados del PP que a partir de ahora no podrán vivir tranquilos porque tendrán a los ciudadanos “ahí para recordarles que son los responsables del sufrimiento de muchas personas”.

La plataforma APH lanzó una campaña de escarches contra los legisladores oficialistas que ya estalló en la red social Twitter bajo la etiqueta #PPCriminales, y sus activistas protestarán ante la sede de los `populares`.

De hecho, la semana pasada Colau fue protagonista en los medios y las redes sociales al llamar “criminal” a un representante de la banca durante una intervención en la comisión de Economía del Congreso por decir que la legislación actual no es la causa de los desahucios.

Deja un comentario

Archivado bajo economia social