El comercio electrónico crece más de un 25% en plena crisis

Más de 11 millones de consumidores, el 43,5% de los internautas, compraron en la red por valor de 9.200 millones en 2011. Los expertos señalan que estas cifras se duplicarán en cuatro años

Esther García López / Madrid
El comercio electrónico crece más de un 25% en plena crisis
Un viaje a China o la comida de toda la semana, todo se puede comprar por Internet y esta facilidad ha hecho que 11 millones de consumidores en España hayan adoptado este hábito de compra en su rutina diaria. Por ello, el comercio electrónico en España sigue batiendo récords de facturación, con unos ingresos de 9.200 millones de euros en 2011, un 25,7% más que en 2010 y un 60% más que en 2009, y lo más llamativo de este crecimiento es que se produce en plena crisis, cuando la constante caída del consumo ha originado grandes pérdidas al comercio tradicional y el cierre de más de 103.000 establecimientos en los últimos tres años.
A pesar de este éxito, al e-commerce español aún le queda mucho por crecer. “Todo esto evidencia el amplio margen de crecimiento que aún tiene el comercio electrónico en España, tanto en número de usuarios como en áreas de producto que apenas han comenzado a ser explotadas”, declara David Chau, director ejecutivo de Trusted Shops Internacional, empresa certificadora de tiendas online.

Más de 11 millones de consumidores españoles –el 43,5% de los internautas– han perdido el miedo a comprar por Internet y a meter los datos de sus tarjetas de crédito en la red, como demuestra que en 2011 se realizaran 131 millones de operaciones de comercio electrónico, con un crecimiento próximo al 31%, según establece el Informe de Comercio Electrónico de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT).

Por segmentos de actividad son las agencias de viajes y el transporte aéreo los que ocupan los primeros puestos de las compras online y acaparan el 26,5% de la facturación total, seguidas por el marketing directo, con un 6,7%, el transporte terrestre, con un 5,9%, y los juegos de azar y las apuestas, con un 4,4%. Pero poco a poco se van abriendo paso otro tipo de productos como “la alimentación y la moda, que es uno de los canales que más ha crecido y que más crecimiento va a experimentar a corto plazo”, asegura José Luis Zimmermann, director general de la Asociación Española de Economía Digital, (Adigital).

Estas cifras son la punta de lanza de un sector al que le queda mucho recorrido en España. Según los analistas de la consultora emarketer, las ventas online en España aún se encuentran en una fase de “inmadurez”, su porcentaje de usuarios sigue siendo menor que el de otros países europeos y los compradores muestran una actitud demasiado conservadora a la hora de elegir establecimientos online. En España las ‘cibertiendas’ más visitadas son las que pertenecen a grandes marcas como El Corte Inglés, que ocupa el primer lugar, seguido de Amazon y Apple.

Líderes en visitas y en clientes

El Corte Inglés se ha consolidado este año como un referente del comercio electrónico en España con más de 122 millones de visitas anuales a su página web, un 18,4% más que el año anterior, y 3,8 millones de clientes registrados. Es también la página web europea con mayor catálogo de productos y servicios con medio millón de referencias. Debido a estos resultados, proyecta abrir su tienda virtual en diversos países, al tiempo que mejora los procesos logísticos, la eficacia en las entregas y las relaciones con clientes y proveedores. Isidoro Álvarez, presidente de El Corte Inglés, manifestó en la última junta de accionistas que “Internet es un canal de ventas muy importante y de gran potencial de desarrollo”.

También el grupo Inditex ha visto el potencial que tiene el e-commerce para mejorar su cuenta de resultados y ha estrenado en septiembre su primera tienda online de Zara en China, un mercado que suma a su plataforma de comercio electrónico integrada por 18 países europeos, además de Estados Unidos y Japón.

Pero no todas las empresas han visto aún el abanico de posibilidades que les abre el comercio electrónico para impulsar su negocio dentro y fuera del país, ya que según José Luis Zimmermann, el 42% de las empresas españolas no tienen presencia en Internet, aunque “cada vez hay más empresas que se han incorporado a las ventas online, por lo que ha aumentado la oferta y, con ella, el número de consumidores que compran online y la facturación de este mercado”.

Un futuro muy prometedor

Las perspectivas son buenas. El comercio electrónico es uno de los pocos sectores que ha crecido dos dígitos durante la crisis y los analistas están convencidos de que su facturación continuará incrementándose en mayor proporción que ningún otro sector de la economía durante los próximos cuatro años. Según fuentes de emarketer, el sector doblará su volumen de ventas en 2016 con respecto a 2011, hasta alcanzar los 24.000 millones de euros.

A juicio de David Chau, los índices de crecimiento del e-commerce son muy superiores a los del comercio tradicional y constituyen una magnífica oportunidad para que la pequeña y mediana empresa sortee la crisis. “El comercio electrónico les ofrece la posibilidad de ampliar el alcance de su negocio y estar presentes en mercados internacionales”.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s